ADEQUA - Derecho del conocimiento y de la innovación
Dali-Cibernetico

El equipo de la firma ha disfrutado de esta experiencia inmersiva única con clientes, colaboradores y amigos durante la tarde de hoy

Dalí evidenció en sus obras sus inquietudes y exploraciones en el campo de las artes digitales y la inmersividad. Un ejemplo de ello lo constituye el Teatro-Museo Dalí de Figueres, concebido por el genio como una gran obra de arte en la que el visitante se ve inmerso.

Dalí fue uno de los primeros artistas en explorar y experimentar con la fotografía, el cine, la estereoscopia, el anamorfismo, el 3D, la cuarta dimensión, las simulaciones digitales, la computación, la representación gráfica y creación informática, la holografía y la cibernética, evidenciando en sus obras su interés por la energía nuclear, la mecánica y física cuántica, el átomo, la genética, la informática, la óptica o las matemáticas.

Dalí predijo un futuro donde las máquinas serían capaces de pensar e incluso crear arte, es decir, lo que hoy podrían constituir obras creadas con o por inteligencia artificial, aunque a nuestro juicio, no pueda atribuirse a la misma un pensamiento o creatividad propia, pero si su emulación.

La fuerte conexión de su obra y experimentación con las que hoy constituyen nuestras áreas de actividad profesional en las que investigamos y trabajamos diariamente desde nuestra óptica jurídica, nos ha llevado a compartir esta experiencia con todos nuestros clientes, colaboradores y amigos, en un entorno único, como lo es el Museo-Centro de Artes Digitales Bombas Gens de Valencia, en la que hemos disfrutado de una experiencia inmersiva única en la obra, mente y experimentaciones en todos estos campos del genio español, incluyendo una visita al metaverso daliniano.

Estuvimos en la exposición de Madrid y todo un lujo poder disfrutar también de la misma en Valencia.